El último del 2017, obvio, con prisas

Parece que me gusta escribir un único post al año pero es meramente casualidad. Este año quería escribir al menos dos posts, y como siempre, como en la vida, siempre voy al último minuto.

Así que aquí está, un otro post del 2017. Tengo algunos en draft que no me dará tiempo de publicar antes de que empiece el 2018 porque publicarlos así a lo loco sin revisarlos no se antoja, aparte ya vamos tarde para el festejo de año nuevo. Un festejo más en Barcelona, el año que viene no sé dónde estaremos pasando al 2019.

En fin, este fue un año muy interesante y el que viene arrancará mucho más. Ya les contaré más con calma sobre esto y sobre el 2017 en los posts (sí, plural) del 2018.

Ya me voy que se está calentando la cava y el blanco.

 

Anuncios

Adios 2016 Hola 2017

Hoy empieza el 2017. El 2016 fue un año fatal en muchos sentido y se me hace gracioso que en las redes sociales (al menos mis contactos en facebook) y en internet, se le de demasiada importancia a la muerte de las figuras públicas, especiamente las del espectáculo (músicos y actores). Sí es cierto que varios famosos se murieron en el 2016 pero de todos modos se iban a morir, como cada uno de nosotros, y como se dice “cuándo te toca, te toca”. A mi se me hace más grave la muerte (o asesinatos) de gente que estaba haciendo cosas por cambiar el mundo o hacerlo más llevadero (activistas en México, médicos en Siria, por ejemplo). Más bien lo más grave del 2016 es que está sentando las bases para que el 2017, 2018 y más, sean peores.

Para mi lo más grave fue a nivel internacional: el auge de la derecha nacionalista en europa (Francia, Austria, etc.) , en Inglaterra (Brexit), en Estados Unidos (triunfo de Trump en las elecciones), la mediatizada guerra de Siria (y el terrible final de la guerra en Alepo), la trágica historia de los refugiados y el uso de ellos por partidos políticos europeos, entre otras mucha cosas que si me pongo a enlistar este post sería demasiado largo.

En fin, un montón de movimientos que son parte de la re-organización de los poderes en el mundo y que tenemos que poner mucha atención ya que son clave para preveer lo que va a pasar. Lamentablemente, auguro unos años oscuros y difíciles para la humanidad. Espero equivocarme.

Por otro lado, a nivel personal ha sido un año de contrastes: muerte de un ser querido (un proceso complicado y triste), consolidación en el trabajo, finalicé un asunto que llevaba 10 años en pleíto (gané :D, los que lean esto y sepan a que me refiero, cuando nos veamos, brindamos),  y otras cosas menos importantes como: me hice un esguince en la clavícula por jugar al karateka en una noche de borrachera, conocí Tenerife, empecé a dibujar otra vez, hicimos un road trip express Austria-Alemania-Italia-Francia-España (un halloween personal porque ibamos super enfermos), he conocido nuevos amigos, entre otras cosas.

2016, fuiste un año complejo y de contrastes a nivel personal. Ya eres pasado. Hola 2017, continuemos avanzando con la vida.

Hoy es el futuro de hace 10 años

Casi se cumplen 10 años de que abrí este blog. Hace 10 años era otro mundo, otro yo, otra realiadad, otro todo. Hoy soy el Bruno del futuro del Bruno que abrió este blog, mis preocupaciones, miedos, sueños, deseos, metas son bastante distintas.

10 años después me doy cuenta que 10 años pasan volando y aunque uno se sienta más o menos igual ya no es lo mismo.

Hay cosas que pensé que ya habría hecho y no aún no las hago, hay cosas que nunca me imagine hacer y las hice.

¿qué será en 10 años? ¿seguiré con este blog? ¿aguantará 10 años más wordpress? ¿aguantará 10 años más el mundo? ¿explotará México? ¿explotará Estados Unidos? ¿la Unión Europea? ¿Habré explotado yo?

8 años y 8 meses

Me reencontré con mi blog gracias a mi amigo Jonathan, mientras trabajamos para sacar la próxima edición de la revista mexbcn. Estuve leyendo algunos de mis posts de hace años y el tiempo a volado. Originalmente lo inicié en el 2006 porque partía del D.F. a Barcelona para vivir una corta aventura de estudiante por 1 año y medio. Hoy, 8 años y 8 meses, sigo en Barcelona. Pero todo es distinto a cómo cuando llegué.

El México que dejé en septiembre del 2006 ya no existe. Era el México antes de la Guerra del Narco, iniciada por el presidente calderón. Ese México que nunca volveremos a ver. Mientras que la Barcelona a la que llegué parece no envejecer, y aparenta ser la misma pero no lo es.

A veces pienso en el hubiera, si me hubiera regresado después del master que hice, si me hubiera mudado a otro país, si me hubiera… Las posibles realidades siempre están ahí, son un arma de doble filo. Especialmente cuando hay que balancear lo que se ha ganado y perdido.

Esto último es difícil, evaluar las decisiones. Decisiones que en su momento son muy sencillas de tomar y que con los años tienen un efecto muchísimo mayor al que creía que iba a tener. Como una bola de nieve pero que te pega varios años después de que la arrojaste. Y las sigo arrojando, a ver cómo y dónde estoy en 8 años y 8 meses en el futuro.

Un 2014 bastante movido que termina en pocos días

El 2014 fue un año complicado pero bastante bueno. Empecé en México, terminando mi primera película como Editor. Un experiencia inolvidable que pronto estaré contando por acá. Después por razones personales regresé a Barcelona por un tiempo que se ha ido alargando, entre viajes, proyectos, trabajos y reencuentro/despedidas con amigos.

Mi vida en los últmos años ha sido una mudanza constante y estoy algo cansado de vivir así. De todos modos, todas las experiencas de año han sido provechosas, desde lo más pasional hasta lo más racional.

Lamentablemente tuve que hacer una pausa creativa personal, y no he pude producir lo que me hubiera gustado pero al menos encontré un poco de tiempo para hacer un demo-reel casi al 100% actualizado, digo casi porque me hubiera gustado incluír la película que co-edité pero por razones obvias (de derechos), no es posible hasta que ésta no se haya estrenado oficialmente.

Demo Reel Bruno Peláez from Bruno Peláez on Vimeo.

Por suerte, en septiembre estuve en el Schmiede (después de haber faltado en la edición 2013 por andar en México) y un amigo, Michael Schreiber, me pidió que le ayudara a documentar un robot suicida que había construído en un taller de robots suicidas. El video minuto es sólo una documentación que no es profunda a primera vista pero yo le tengo un cariño especial por ser de las pocas cosas creativas que hice desde que llegué a Europa en este 2014. La música se hizo con un juguetito de Korg llamado Little Bits (compuesta por el mismo M. Schreiber), y la historia es muy sencilla, un piloto-robot busca escapar de su realidad a través de una nave-robot:

ESC 511 from Bruno Peláez on Vimeo.

Volviendo a mi 2014. La fortuna me sigue acompañando y he conocido muy buenas personas en los últimos meses. He aprendido mucho sobre un producto en el que estoy trabajando. Viaje a un país nuevo, Hungría. Y aunque oficialmente soy un chavo-ruco, y que mi cuerpo ya está más ruco, me sigo sintiendo chavo, con energía para seguir conociendo, experimentando y creciendo.

Anuncios